martes, 5 de mayo de 2009

Remedios para los que sienten temor: Cherry Plum

CHERRYPLUM
Cerasifera
Prunus cerasifera

"Para los que temen que la mente esté excesivamente tensionada, que temen perder la razón, hacer cosas horribles y espantosas que no se desean, que se saben incorrectas y, sin embargo, aparecen el pensamiento y el impulso de hacerlas".
Palabras clave: Desesperación - Miedo a la pérdida de control - Miedo a hacer cosas terribles.
Este medicamento nos vuelve a traer a un estado agudo. El pánico de Cherry Plum es el que se percibe incontrolable llevando al sujeto a la desesperación, con riesgo de caer en la locura, el suicidio o el homicidio. Estado mental de tal violencia sobre el individuo que únicamente imagina salidas violentas para aliviarse. Encontramos este estado mental en las melancolías ansiosas severas, que habitualmente obligan a la internación del paciente para su protección. Lo encontramos también en
ciertos cuadros de neurosis obsesivas graves con miedo a la pérdida de control.
Tuve ocasión de usar este medicamento en una mujer de 35 años que en su sexto mes de embarazo, a raíz de una pelea con su esposo presentó un cuadro de intensa angustia y fuerte sentimiento de odio hacia su marido. Enviada de urgencia por su psicoterapeuta para ser medicada, dijo en su relato en un momento dado "... o lo mato o me mato ..." Indiqué Holly por su intenso odio, Cherry Plum por su miedo al descontrol y Sweet Chest-nut por su angustia extrema. Prescribí 4 gotas cada 10 minutos durante la primera hora, cada 20, la segunda hora y luego cada hora. Cuatro horas después estaba tranquila, durmiendo perfectamente toda la noche. El cuadro agudo había cedido.
Este estado mental se observa más comúnmente en gente joven y especialmente en la adolescencia.
"El aspecto positivo, nos dice Chancellor, lo encontramos en el coraje calmo y callado y la resistencia del prisionero de guerra que, bajo tortura física y mental, no pierde su razón".
El Cherry Plum es otro de los remedios que forman parte del Rescue Remedy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada